Archivos de la categoría ‘Teología reformada’

Revisando un material por internet, me encontré con una fotografía de una iglesia que tenía un anuncio o publicidad que decía: “2000 iglesias para el 2025”. Me llamo mucho la atención porque yo sacando la cuenta le quedan solo 15 años. Sé que al menos llevan unos 10 años en eso, realmente no conozco ninguna iglesia en el mundo que haya enviado tantos misioneros y pastores como para completar 2000 iglesias en 25 años. Eso daría una fantástica cifra de 80 iglesias por año.  Mi curiosidad no se aguanto y visite su web sitie para ver cuántas iglesias llevaban… mi sorpresa fue que no llevan más de 10 obras.
Pero esto no es solo un ejemplo de la ignorancia bíblica con respecto a fundación de iglesias, sino un descuido que le costará muy caro al pueblo de Dios en general.
Durante esta época que Dios me ha permitido vivir, puedo recordar con facilidad, como creyentes se preguntaban (y se preguntan!): ¿Por qué ese pastor engaño a la iglesia robando dinero? ¿Por qué aquel otro pastor vive una vida desordenada? ¿Por qué  después de dos o tres años de servicio abandona el ministerio? ¿Por qué los pastores maltratan verbalmente a la congregación? ¿Por qué ese pastor es autoritario?  
En otro orden de idea, pero en la misma tónica, esta semana una joven que nos frecuentaba en la IBRC nos contó que en su búsqueda de una iglesia con sana doctrina, llego a una congregación donde visito al menos unas dos veces. Ella en su deseo de llevar inconversos a la iglesia, pasaron un día entre semana a la iglesia para el culto de oración. Para sorpresa de ella, el pastor de esa congregación la regaño (delante de su amiga) diciéndole: “porque trajiste un invitado, debiste notificar antes, solo los días domingos se aceptan visitas”…  Ella finalmente se dio cuenta que lo mejor es que nos siga frecuentando…
¿Por qué ocurren estas cosas? ¿Por qué jóvenes fracasan en su intento de ser pastores o misioneros?
En nuestro país existen algunas iglesias que se desesperan en enviar a cualquiera al ministerio -como el ejemplo que menciono arriba- con tal de llenarse la boca en decir que están evangelizando a Venezuela para Cristo.
¿Qué dice la biblia a todo esto?
Creo que examinando bien las causas de estas situaciones, daremos con la solución.  Sin embargo, comparto mucho la opinión de John Armstrong. Porque el problema es que están enviando jóvenes y hombres maduros que no han sido llamados por Dios para tal propósito. Piensan que por darle una preparación académica religiosa, obteniendo un titulo de Lic. En Teología, ya están capacitados para ser pastores.  Los pastores que envían a sus “hombres de ministerio” ignoran casi absolutamente algunas áreas cruciales como el aspecto sexual, el dinero, y el poder. ¿Acaso no son estás áreas donde afloran la mayoría de los fracasos éticos y molares?
Decía John Armstrong:
“Hace algunos años se me pidió que presidiera una comisión en mi denominación evangélica donde las tareas incluían las entrevistas a los hombres que serían ordenados, antes de que se reuniera el consejo… nuestra tarea era examinar, preguntar y luego recomendar. Cada año examinábamos un buen número de hombres. Más de la mitad de ellos no estaban preparados-doctrinal y /o personalmente-según mi punto de vista. Varias veces recomendamos a la iglesia que no ordenara a un hombre.
Con frecuencia la iglesia local ignoraba nuestro consejo y procedía son nuestra aprobación, ordenando finalmente al hombre en alguna otra oportunidad. Lo que era particularmente preocupante era lo poco frecuente que el candidato o su congregación local se molestaban en averiguar nuestras razones para no recomendar a ese hombre al ministerio”1
Si las iglesias y los pastores se dedicaran a enviar hombres aprobados por Dios, esas cosas no sucederían. Las escrituras detallan muy bien quienes son aptos para el ministerio, porque seguramente habrá muchos que desearan ir a ministrar, pero no estarán calificados ni cualificados, y si lo envían, obtendremos los problemas que Ud. y yo solemos escuchar a nuestro alrededor.
Aunque reconozco que parte de problema es la desviada teología que tienen muchos pastores que los induce a tener iglesias con muchos problemas y por ende cuando se habla de enviar a hombres al ministerio, comenten los mismos errores. Enviado hombres descalificados que nunca han sido ni serán llamados por Dios para sagrada labor.
En la próxima entrada veremos algunos aspectos de los requisitos.

Anuncios

Una de las cosas que más me molesta en situaciones donde se debaten distintos puntos de vista, es cuando se sataniza una posición para dar por válida y certera la otra. Para colocarnos en contexto, quienes nos adversan a nosotros los bautistas reformados, no hacen otra cosa sino decir: “cuidado con la doctrina de la teología reformada, es muy peligrosa”. De hecho, se han escrito documentos y reportajes con este tipo de enunciados.
En las iglesias de nuestro país (Venezuela) solemos escuchar a los maestros y predicadores decir públicamente: “Cuidado con la teología reformada, es peligrosa”.  ¿Creen Uds. apreciados lectores que está es la forma y la  manera de tratar con un asunto que para ellos es delicado? Me pregunto yo: ¿Por qué no le dicen a su congregación que la estudien y vean si realmente “existe un peligro”? No será acaso que las bases doctrinales de esas iglesias son tan escuetas que su argumento es bajo y deplorable, que cualquier joven que estudie la doctrina de la teología reformada se persuada que es la verdad bíblica e histórica.
Definamos que es la teología reformada, y me gusta esta definición que tengo de un anciano de una iglesia bautista reformada en Miami. Dice:
“La palabra reforma puede ser vista desde varias perspectivas:
· Etimológicamente significa devolverle su forma a lo que se ha deformado.
· Históricamente se refiere a la reforma protestante que comenzó en Suiza y Alemania con Ulrico Zinglio y Martin Lutero y luego se extendió por toda Europa e Inglaterra con Juan Calvino, Juan Knox y los puritanos ingleses en los siglos dieciséis y diecisiete.
· Doctrinalmente tiene que ver con las doctrinas y los principios bíblicos restaurados durante el periodo de la reforma.
· Espiritualmente es el resultado de la transformación constante que estas doctrinas y principios producen en el cristiano y la iglesia cuando son implementadas en la práctica.
¿Qué es la Teología Reformada?
La Teología Reformada abarca todos los aspectos de la palabra reforma.
· Primero, porque busca reformar—devolverle la forma original al cristianismo.
· Segundo, porque tiene una conexión histórica con la era de la reforma y los reformadores.
· Tercero, porque sostiene los principios teológicos recobrados durante la reforma y expresados en las confesiones reformadas (el Catecismo de Heildeberg, la Confesión Belga, los Cánones de Dort, la Confesión y los Catecismos de Westminster y la Confesión de Londres de 1689).
· Cuarto, porque sus principios doctrinales producen una continúa reforma en los que la creen y la viven.” Pastor Víctor B. García
Ahora veamos brevemente lo siguiente:
Los Lemas de la Reforma
Los reformadores del siglo dieciséis sintetizaron la esencia de la teología reformada en cinco lemas que acostumbraban a expresar en latín:
1) Solo la Escritura (Sola Scriptura)
2) Solo por la fe (Sola Fide)
3) Solo por gracia (Sola Gratia)
4) Solo Cristo (Solus Cristhus)
5) Solo a Dios la Gloria (Soli Deo Gloria).
Esto nos muestra que la esencia de la teología reformada no es otra cosa que el énfasis en la autoridad de la Escritura, la proclamación de la necesidad de la fe, la exaltación de lasDoctrinas de la gracia, la declaración de la suficiencia de Cristo y la búsqueda de la gloria de Dios.” Pastor Víctor B. García
Una de los dos bloques doctrinales que distinguen a los reformados son las doctrinas de la gracia y la teología del pacto. Pero solo me limitare a mencionar la mas cuestionada; “las doctrinas de la gracia”
Depravación Total –todo ser humano ha sido corrompido por el pecado a tal extremo que no puede ser salvo ni por sus obras ni por su fe natural.
Elección Incondicional – la elección y la fe salvadora son un don de Dios. Él elige incondicionalmente, desde antes de la fundación del mundo, a los que han de ser salvos.
Expiación Particular – la muerte de Cristo es suficiente para expiar los pecados de todo el mundo pero su eficacia salvadora está limitada particularmente a los elegidos.
Gracia Irresistible – en su gracia soberana Dios llama y regenera eficaz e irresistiblemente a sus elegidos para salvación.
Perseverancia de los Santos – Dios preserva a sus elegidos para salvación y les da la gracia, el poder y la provisión para perseverar hasta el fin.
He aquí una síntesis de síntesis de la teología reformada. Pregunto: ¿Existe algún peligro en creer lo que dice Ef. 2:1 “cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados”? Existe algún peligro en creer lo que dice Pablo en su carta a los romanos: Rom 3:10  Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;  Rom 3:11  No hay quien entienda,  No hay quien busque a Dios. Rom 3:12  Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;  No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. (Pablo hace  es citar Sal 14 y 53)
¿Existe algún tipo de peligro creer lo que la biblia enseña acerca del hombre? No sé cómo será la practica en otros países, pero aquí en Venezuela, las iglesias bautistas fundamentalistas (entre otras), suelen ir a evangelizar puerta por puerta todos los sábados de manera regular. Me llama mucho la atención que ellos en sus “cuatro leyes espirituales” o su “ritual para evangelizar”, utilizan Rom. 3:10-12.
Apreciado lector, note la siguiente inconsistencia, ellos le dicen a la gente: “Busca de Dios”, “escucha lo que tengo para decirte”,  “entiendes lo que Cristo hizo por ti” Le dicen estas cosas y mas, cuando al principio le leyeron Rom 3:10-12. Que dice Rom 3:10-12 No hay quien entienda” “No hay quien busque a Dios” Me pregunto yo: ¿Donde realmente estará el peligro doctrinal? Porque estas incongruencias, explican como en fantásticos 5 a 10 minutos de explicar su evangelio, enseñado en su iglesia, dicen una oración de 2 minutos. Y ya eres salvo!!!. Lo llevan a la iglesia, lo bautizan, y es miembro. Pero no pasan ni tres meses cuando esa misma persona que dijo recibir a Cristo está viviendo su vida licenciosa de pecado.
Entonces, ellos ante este problema se inventaron la doctrina del cristiano carnal, otros más astutos dicen: “es que falto discipular  más”. No, no, no… eso no es lo que sucede, lo que ocurre es que predican un falso evangelio, creen que ellos con su labor sábado a sábado están “ganando almas” (yo diría engañando almas) y no están siendo convertidas por quien Cristo dijo que convencería al mundo de pecado; el Espíritu Santo.  (Juan 16:8) Sin embargo, Dios utiliza esos medios para traer a pecadores al arrepentimiento, porque no es de hombres la labor, ni la salvación, sino de Dios.
Más adelante  observaremos de cerca esos supuestos peligros de la teología reformada, según nuestros amigos arminianos y semipelagianos.
Quería concluir con las palabras de apóstol Pablo, porque el también lidio con el asunto de tener contemporáneos que predicaban a Cristo por otros motivos.
Fil 1:18  ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.