Archivos de la categoría ‘dcotrina’

Conversando esta semana con mi suegro, analizábamos la situación de algunas iglesias en particular aquí en Venezuela, y terminamos hablando de la congregación donde él asiste. Después de reconocer que tengo razón en muchos de mis planteamientos con respecto algunos asuntos. Mi esposa le pregunta: Si es así como dices, ¿Por qué nos te vas a otra iglesia? Después de dar varios motivos  -a nosotros y en especial para mí-  él aún no ve (porque si las tiene) las razones para ir a otra congregación.
Es mi intención en esta entrada que Ud. Analice su condición y si está siendo edificado realmente en la congregación donde asiste. Aunque no será mi intención motivar a alguien a salir de su iglesia sin motivo, si lo es, dar información para que Dios abra sus ojos y vea la condición en la cual está su iglesia.
Como no me considero un experto en esta área, lo que haremos será ver 10 razones para escoger una buena iglesia, tomadas del libro: ¡Deje de Coquetear con la Iglesia! De Joshua Harris.  Así que, antes de pronunciar alguna crítica, le sugiero amado hermano que compre el libro, léalo y luego si desea conversamos…  (Haré un resumen de cada pregunta por lo extenso.)

1.                 ¿Es esta una iglesia donde se enseña con fidelidad la Palabra de Dios?
La iglesia que glorifica a Dios está gobernada por la Palabra de Dios. II Timoteo 3:16 dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,” 
Tenga cuidado. A primera vista la mayoría de las iglesias parecerán enseñar la Palabra de Dios. La verá impresa en el boletín, escrita en las paredes o salpicada a los largos de los servicios. No obstante, estas referencias a las Escrituras no implican necesariamente que la iglesia esté sometida a la Palabra de Dios.
Algunos maestros empiezan sus mensajes con la Biblia, pero esto es solo un trampolín para expresar sus propias ideas personales. ¡Yo debería saberlo muy bien, pues solía ser de ese tipo de maestros! Acostumbraba construir mensajes entretenidos alrededor de ilustraciones, opiniones o ideas propias. Siempre condimentaba mis mensajes con los pasajes de la Biblia. Sin embargo, las escrituras no eran la carne del plato, sino solo el condimento….”
Así que su primera prioridad es buscar una iglesia cuya enseñanza se rija por la confianza en la autoridad de las Escrituras.
2.               ¿Es esta una iglesia donde importa la sana doctrina?
“En Hechos 2:42 se nos dice que los primeros creyentes “perseveraban en la doctrina de los apóstoles”. En estos días a menudo la sana doctrina es objeto de burlas de parte de personas que la ven como algo innecesario y que causa divisiones para vivir la vida cristiana…   Un amigo que asistía a una conferencia para obreros de la juventud me dijo que el anfitrión inicio la actividad subiendo al escenario y declarando: ¡No se trata de la  doctrina! ¡Se trata de Jesús!”
“Creo que esta es una afirmación triste,  y que no guía por el camino adecuado. No tenemos que elegir entre la importancia de la doctrina y el amor de Jesús. Las dos búsquedas no se oponen.”
Busque una iglesia que conozca y defina con claridad aquello en lo que cree, un lugar donde la declaración de fe de veras marque una diferencia. Si tal iglesia es donde usted se siente como en su hogar, podrá estar de acuerdo con la afirmación de las doctrinas principales.
Si está buscando un material que le guíe en su estudio bíblico sobre doctrina, le recomiendo:  Bible Doctrine, (Doctrina de la Biblia) por Wayne Grudem. Este libro cubre los aspectos del Hombre, Cristo, la Salvación, de una manera fácil de entender.
3.               ¿Es esta una iglesia donde se atesora y proclama con claridad  el evangelio?
En cuanto a la elección de una iglesia, Charles Spurgeon dijo una vez:
No vayas donde haya linda música, buena conversación y bella arquitectura;: estas cosas no llenan ni el estomago ni el alama. Ve donde se predique el evangelio, el evangelio que en verdad alimenta tu alma y ve con frecuencia.
C.J. Mahaney, el pastor y amigo que ha entrenado en el ministerio, me enseño que la primicia del evangelio ha de estar en mi vida personal y en mi liderazgo de la iglesia local. Me enseño que el evangelio no es solo para salvarnos, sino la realidad que nos define cómo debemos vivir cada día nuestras vidas.
4.                ¿Es esta una iglesia comprometida a llegar a los no cristianos con el evangelio?
Jesús comisión a todos sus seguidores a ir y hacer discípulos (véase Mt. 28:18-20) así que, haga que sea prioridad buscar una iglesia que no solo celebre el evangelio, sino que también se extienda a los nos salvo en la comunidad con estas mismas buenas nuevas. Sin un énfasis en la evangelización una iglesia se vuelve egoísta y cerrada en sí misma.
5.                 ¿Es esta una iglesia cuyos líderes se caracterizan por la humildad y la integridad?
Cuando cumplí los veintiún años, mi padre me escribió una carta especial en la me alentaba a encontrar hombres a quienes quisiera parecerme. “Entonces siéntate a sus pies y aprende de ellos”, decía. Este es un buen consejo. No hay pastor perfecto, pero cuando se trata de evaluar a los líderes de una iglesia, uno quiere encontrar hombres en quien se pueda confiar y cuyo ejemplo podamos siempre seguir. En 1 Tim. 3 se enumeran las calificaciones de los pastores…” “… observe que las calificaciones se relacionan en su mayoría con la calidad de su vida. Creo que ser pastor es una profesión de carácter. No hay destrezas, capacidad de liderazgo o estrategias de comunicación que puedan reemplazar al carácter piadoso. Busque una iglesia donde el carácter personal sea más importante que el titulo, la posición o el éxito.
He encontrado  que los líderes más eficientes se ven a sí mismo primero como siervos. Y los lideres con integridad siempre recuerdan que deben rendir cuentas. No se ven ellos mismo como inmunes al pecado…” (énfasis añadido por mí)
En la siguiente entrada terminaremos de ver lo que dice Joshua Harris. Por ahora les recomiendo el libro de Mark Dever: 9 Marcas Una iglesia Saludable.
Anuncios