Archivos de la categoría ‘Confesión de fe’

Conversando con un viejo amigo, el cual tiene cerca de 35 años en el evangelio  (al menos 30 años profesando la denominación bautista) hablamos de distintos temas, pero en un momento de la conversación me dio inquietud su manera de abordarme, que me imagine el tema que iba a tratar a continuación, entonces decidí apelar a su “orgullo denominacional” y  preguntarle: ¿Hno. Ud. conoce la Confesión Bautista de fe de Londres publicada en 1689? Su respuesta fue como me esperaba: “no, no la conozco”.
Entiendo que él congrega en una iglesia bautista de corte fundamentalista, donde el único énfasis es ser un ganador de almas. Y si hay algo que caracteriza a estos hermanos, es su creencia de no usar confesiones de fe, alegando: “nuestra confesión de fe es solo la biblia”
Nosotros quienes defendemos el uso de las confesiones de fe, somos considerados anacrónicos, cuando tratamos de convencer a alguien del uso y legitimidad de las confesiones, se nos censura y evita. Se nos acusa de tradicionalistas humanistas y que seguimos opiniones de hombres. Pero haciendo un análisis objetivo, nada de esto se encuentra más lejos de la realidad como estas opiniones y actitudes.
(más…)
Anuncios

Judas v.3 termina diciendo:por la fe que ha sido una vez dada a los santos”.
Existe una sana doctrina histórica que ha guardado la iglesia cristiana a lo largo de los siglos. Tan cierto es que no existe ninguna denominación que pueda decir que viene directamente de los apóstoles, si es cierto que existen doctrinas que han sido preservadas con los años y muchos creyentes las han aceptados.
¿Cómo sabemos esto? Una manera de saberlo es revisando las confesiones históricas de fe desde el siglo primero hasta nuestros días. De hecho las herejías también tienen la misma traza histórica.
Por ejemplo: hoy día existen creyentes y personas que enseñan que la salvación depende del hombre, que hombre decide y tiene una participación en la salvación. Ellos dicen que Dios hace su parte y el hombre la suya. El hombre decide rechazar a Cristo o aceptarle por que el posee la capacidad de hacerlo.
Sin embargo la biblia enseña que Dios es soberano en todo, incluso en la salvación del hombre. Jn. 6:37, 44; Hch. 11:21,24; 13:48; 14:27; 15:9; 2 Co. 4:13; Ef. 2:8; Fil. 1:29; 2 Ts. 2:13; 1 P. 1:2 2. Ro. 10:14,17; Lc. 17:5; Hch. 20:32; Ro. 4:11; 1 P. 2:2 Ez. 16:60; Mt. 5:4; 1 Jn. 1:9 2. Lc. 19:8; 1 Ti. 1:13,15
No es mi intensión ahondar en el tema, pero debemos traer ejemplos prácticos de las herejías. Hoy día muchas iglesias evangélicas se adhieren sin saber a la herejía del semi-pelagianismo. Condenada en el año 500 aprx.
Judas nos da la razón de su carta cuando dice: Jud 1:4  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.
El modus operandí de estos hombres no será desde afuera, no será algo público, será desde dentro,  Dice el texto: Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, Esta es la manera en que entran ellos. Se mesclan entre nosotros, pero cuando hablan, predican, o escriben se nota el error.
Otro ejemplo, lo leí hace poco y quiero que analice la frase antes de seguir leyendo, esto fue lo que leí: “Estudie su biblia, no estudie teología” Esto lo lei si mal no recuerdo de alguien que suele recomendar hombres como Piper, Michelén, MacArthur, etc….
Analicemos esa frase porque en el contexto invitaba a sus lectores a estudiar la biblia los temas trascendentales en cuanto a la salvación del hombre.
Creo que no hará falta definir que es la biblia y que es la palabra de Dios. 2Ti. 3:15-17; IS.8:20; LC 16:29,31; Ef. 2:20 (2) Ro. 1:19-21; Ro. 2:14,15; Sal. 19:1-3 (3)He. 1:1 (4)Pr. 22;19-21; Ro. 15:4; 2P. 1:19,20. En ella encontramos lo necesario para aprender acerca de todos los asuntos tocantes a la vida y a la piedad. Pero en ella también encontramos al Dios vivo y verdadero.
¿Qué es teología? En pocas palabras es el estudio de Dios. La real academia define teología: “Ciencia que trata de Dios y de sus atributos y perfecciones”. Pregunto apreciado lector: ¿En donde encontramos más eficazmente información para estudiar y conocer a Dios? La respuesta es obvia.
¿Cómo alguien puede decir que estudiar la biblia y estudiar teología no es lo mismo? Eso es simplemente en una palabra: “ignorancia”. Ignorancia de las escrituras, ignorancia de los conceptos básicos académicos.
En Romanos el apóstol Pablo dice lo siguiente: porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Rom 1:20  Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Rom 1:21  Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
Hasta el apóstol reconoce que la humanidad sabe de Dios por la creación, lo que se conoce como revelación general. Pero la revelación especial de Dios es su biblia, en ella encontramos al Dios vivo y verdadero, como alguien tiene la osadía de decir: “Estudie su biblia, no estudie teología”.
Ahora Judas nos va a mencionar su destino seguro, es que alguien que no reconoce a Cristo como Dios, y no cree en Jesús, es condenado. Juan 3:18.
También nos da tres  características básicas de los falsos maestros en este versículo. Leamos: “…hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios…”   
“Hombres impíos” 15,16,18,19: esta es la verdadera condición de los falsos maestros, son hombres inconversos, nunca creyeron, por eso serán condenados, por eso Judas dice que están condenados desde antes. Y es que en el cielo no entrara nada inmundo.
“Convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios”  hombres que se entregaron a la inmoralidad, como si estar en la gracia fuese libertinaje Rom. 6:15.
“y niegan a Dios” Eso es lo que finalmente hace un apostata, negar a Dios. Es una característica esencial, pero muchas veces es difícil de ver, y mas cuando se mescla la verdad con el error. Como por ejemplo esta: “Estudie su biblia, no estudie teología”.
Esta persona finalmente niega al Dios de la Biblia. Dice Jeremías: Más Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno;”
“El Único Soberano”  Dios es soberano en todo, en el mundo, el gobierna y todas las naciones se sujetan a Él. Pero no solo es soberano en el mundo, sino en la salvación. El salva a quien quiere, dice el apóstol pablo: Rom 9:14  ¿Qué, pues, diremos? ¿Qué hay injusticia en Dios? En ninguna manera.
Le dirá el vaso de barró al alfarero porque me hiciste así. ¿Acaso escoge el bebé donde nacer? ¿Acaso escoge el bebé nacer?  Dice Juan: 3:4  Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Joh 3:5  Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Aunque para los falsos maestros la salvación depende del hombre. Según ellos deciden, el hombre es soberano en su corazón.
“y a nuestro Señor Jesucristo” Hermanos, no solo son herejes sectarios los seguidores de Charles Taze Russell  y los de José Smith. Sino que aquellos hombres que se presentan encubiertamente, llamándose a sí mismos hermanos en la fe, pero niegan la eficacia de la Cruz de Cristo, diciendo que la salvación depende de los hombres o negando al Único soberano Dios, diciendo: “Estudie la biblia y no teología”
Estemos alertas, y pendientes, porque la verdad está en guerra.

Jud 1:3  Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Jud 1:4  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.
Es mi intención en esta oportunidad estudiar un poco acerca de este pasaje.  Porque yo al igual que Judas, tenía la intención de hablar de otros contenidos, pero me es impuesta necesidad de traer algunas entradas acerca del tema que trata Judas en su epístola.
Judas comienza después de la salutación, el contenido de su carta reconociendo el afecto en Cristo que tenía por sus destinatarios.  En el v. 3 dice: “Amados”  estos hermanos estaban en el corazón de Judas. Su preocupación por ellos era tal que su amor lo movía a escribir una carta como esta.  
En este contexto, donde cada lector creyente lee las entradas escritas por mi persona, por el amor de Cristo hacia vosotros, es en gran medida suficiente para escribirles en amor y animarles a discernir el error, tal cual como lo hizo Judas en su carta.
Noten que inmediatamente él se identifica v. 1-2, y le expresa su amor en v. 3, en este mismo verso el muestra que deseaba escribirles acerca de la salvación: “por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación,”  El “tenía” la disposición de escribirles acerca de la salvación, la común salvación,  como la llama él.
El vio la “necesidad” de escribir acerca de otro tema que notó con preocupación. Dice el v. 3: me ha sido necesario escribiros” tal vez los motivos que lo movieron a escribir acerca de la salvación no eran tan fuertes como los que el considero para escribir finalmente acerca de los apostatas y falsos maestros.
Llama mucho la atención que Judas no solo decide escribir simplemente, sino “exhortar”, dice el v. 3: “me ha sido necesario escribiros exhortándoos” El no solo se preocupo por escribirle, sino cumpliendo uno de los mandatos de Cristo, los exhorta.
Nos preguntamos: ¿Acaso ocurría algo realmente importante por lo cual Judas los exhortaba? Si esto es cierto, entonces, ¿a qué los exhortaba? Dice el v. 3: me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.
La razón por la cual él les escribe, es para que libren una batalla para pelear por la fe que una vez fue dada a los santos. Judas está preocupado porque sus destinatarios se aboquen a contender, a luchar por la fe genuina dada a los santos.
Estamos librando una batalla espiritual, una guerra por la verdad, esta época que nos ha tocado vivir, está plagada de herejía. Pero los apostatas y falsos maestros no vendrán de afuera, sino de adentro. De hecho, Judas nos advierte eso en el v. 4.
Hoy leemos por las redes sociales, por blog, por libros impresos, entre otros, falsas enseñanzas. Les doy un ejemplo: Ha escuchado Ud. A alguien decir: “Yo me identifico con la Confesión bautista de fe de Londres 1689, pero sin aceptar los 5 puntos del calvinismo” esta expresión es una de las incongruencias más absurdas que me en encontrado en estas últimas semanas.  Como una nota al margen, Calvinismo no es las doctrinas que Calvino enseño, decir o creer esto, es simplemente una ignorancia de las escrituras y de la historia de la iglesia.
Les explico la razón. Quienes redactaron esta confesión de fe  en 1677, pero que no había podido ser publicada por la situación política y religiosa reinante en Inglaterra, fueron Calvinistas y reformados en teología y escatología. Quiero citar a Sugel Michelén hablando de  este tema: “En esta segunda Confesión, conocida como la 1689, los bautistas quisieron expresar su acuerdo con los demás grupos reformados de Inglaterra, por lo que siguieron muy de cerca las definiciones doctrinales de la Confesión de Fe de Westminster, así como la Confesión de Saboya de los congregacionalistas.

Aunque diferían de aquellos teólogos en cuanto al gobierno y la membrecía de la Iglesia, en todas las otras cosas creían prácticamente lo mismo, y así lo manifestaron públicamente en su Confesión de Fe. Este documento ha sido, y sigue siendo, la Confesión de Fe de muchas iglesias bautistas desde entonces hasta nuestros días.”

Entonces nos preguntamos: ¿Qué de los que (“hermanos”) reniegan de la fe reformada y por  otro, usan la confesión de fe de los bautistas y se edifican de los pastores reformados?
Un ejemplo práctico de esto Ud. lo verá en alguien que dice: “La doctrina reformada y las doctrinas de la gracia son un engaño” Pero luego estas mismas personas están recomendando que escuchen a hombres (Paul Washer, Sugel Michelén, Salvador Gómez, Tim Conway, John Piper, Albert Mohler, etc…) que se apegan a la confesión de fe de 1689 y por lo tanto son de teología reformada.
Toda la confesión de fe publicada en Londres en 1689 es CALVINISTA, si desconoce el concepto real le invito a que pregunte. Pero es una mentira total, decir que puedes aceptar esta confesión y hacer la excepción que es aceptada sin su calvinismo. Es como decir que aceptas la Biblia como palabra de Dios, pero que sin reconocer que Cristo es Dios. Incongruencias (¿?).
La verdad mesclada con el error es el peor engaño. Es difícil de ver, es como tratar de ver una sustancia transparente en un vaso de leche.
Judas nos advierte acerca de esto y en las próximas entradas estaremos analizando el vv. 4. Y compartiendo ejemplos prácticos de cómo los falsos maestros se meten encubiertamente y salen dentro de la iglesia de Cristo.
Jud 1:24  Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, Jud 1:25  al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.
Dios le guarde!