Archivos de la categoría ‘Albert N. Martin’

EL HOMBRE QUE PREDICA

Publicado: junio 7, 2010 en Albert N. Martin

Un análisis crítico de la predicación contemporánea
Albert N. Martin © Copyright
Vamos a considerar juntos este asunto, ¿Qué es lo que está fallando en la predicación, en los términos del hombre que predica? Estableceré primero un principio tomado de las  Escrituras y luego lo aplicaré en varias áreas específicas. El principio es éste: A menos que degrademos la predicación al mero arte de la elocuencia, nunca debemos olvidar que el terreno en donde la predicación poderosa crece, es la propia vida del predicador. Eso es lo que hace diferente la predicación, de cualquier otro arte de la comunicación. Una actriz muy reconocida puede ser famosa por su vida moral escandalosa. Ella podría vivir como una ramera común. Y aún así, ella puede entrar al teatro cada miércoles por la noche a las 20:00 hrs., y actuar en el papel de Juana de Arco en una manera tal, que llevara a toda a la audiencia hasta las lágrimas. La manera en que ella vive puede no tener una relación directa con el ejercicio de su arte profesional. Un actor, igualmente libertino en su vida personal, puede caminar sobre el mismo escenario y actuar el papel de Martín Lutero en una manera tal, que escalofríos recorrieran nuestra espina dorsal y saliéramos determinados a ser mejores hombres y mejores predicadores. Sin embargo, otra vez, puede no haber una relación directa entre como vivió el actor antes de subir al escenario, y su actuación subsecuente.

(más…)

Anuncios

Un análisis crítico de la predicación contemporánea
Albert N. Martin

Pastor de la Iglesia Bautista Trinitaria, Essex Falls, New Jersey, U.S.A. (Este discurso fue dado originalmente en la conferencia para ministros de la Iglesia Presbiteriana Ortodoxa, en el Seminario Teológico de Westminster, USA, en Septiembre de 1967.)
Lamento la manera negativa en que este tema ha sido tratado. Pienso que la mayoría de nosotros tiene suficiente sentido común para razonar acerca del tema por sí mismo, y por lo tanto, concluir que este será un intento de exponer las debilidades en nuestro propio ministerio. Yo hubiera deseado que el título fuera un poco más positivo. Quizás hubiera sido más adecuado ‘Consejos para mejorar la predicación contemporánea’. Sin embargo, este es el tema que me ha sido asignado, así que, procederé a investigarlo dentro de su propio marco. (más…)

Introducción (Leer Apoc. 1:1-8)
Testimonio personal del autor del material de Síntesis del NT:
Al acercarnos al libro de Apocalipsis, un sentimiento de temor e inseguridad amenaza la bendición que nos promete el Señor en Apocalipsis 1:3 donde dice “bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía…”
En mi caso particular, nunca había encontrado en el pasado un sentido práctico de esta bienaventuranza para mi vida. Y, aunque ciertamente muchas porciones del libro eran de consuelo y de bendición para mi, aún así, sus figuras, sus símbolos, y todos estos “misterios” que aparecen en este libro, atemorizaban mi anhelo por aprender más de él, y lo había relegado a un lado, dándome por vencido, al no entender el punto central de lo que viene tratando Juan en el Apocalipsis.
Y es que hemos escuchado tantas opiniones contradictorias entre sí respecto a este hermoso libro, que han producido en nosotros prejuicios y más confusión, al punto que hombres de la talla de Martín Lutero pecaron de insensatez al describir el libro de Apocalipsis como uno carente de valor debido a que lamentablemente no pudo comprenderlo en su tiempo. Si un hombre tan piadoso como el que hemos citado puede caer en este error, ¡qué será de nosotros!
Sin embargo, por la providencia de nuestro Dios soberano, en el tiempo del Señor, El me ayudó a cruzarme con cierto material sobre el tema que nos ocupa hoy, el cual me fue de gran ayuda hace unos años atrás, del cual voy a hacer uso para complementar nuestras clases de Síntesis del Nuevo Testamento.
Como debemos dar honra a quien honra merece, quiero destacar que aunque la forma de presentar nuestras explicaciones sobre el libro de Apocalipsis es propia, sin embargo, los argumentos de nuestras explicaciones están siendo tomados de dos fuentes principales: el Pastor Pastor Albert N. Martin[1] de la Iglesia Bautista Reformada de Trinity, en New Jersey, quien predicó sobre la perspectiva correcta con la que debemos acercarnos al libro de Apocalipsis, y el Dr. William Hendriksen en su libro (en español) “Más que Vencedores”[2]. Además de esto, quiero dar crédito a mi pastor Sugel Michelén, del cual he recibido enseñanzas directas en este mismo contexto, tanto desde su predicación en diversos mensajes, como también en sus clases de Escatología donde ha abordado el tema del libro de Apocalipsis. Y finalmente, recomiendo a los lectores de literatura en inglés, el libro de Verns Poythress, “The Returning King: A Guide To The Book of Revelation”[3], el cual me ha servido de guía para entender mejor el libro que nos ocupa.
El formato de esta lección
Para los que han leído los últimos 20 temas de las clases de Síntesis del Nuevo Testamento (desde Mateo hasta Judas) se han acostumbrado a la estructura que hemos utilizado para analizar de manera resumida cada libro del Nuevo Testamento, viendo su Tema Central, su Autor, Fecha y Lugar en que el libro fue escrito, los Destinatarios y Propósito, su Contenido y sus Peculiaridades.

En esta ocasión pediré permiso a nuestros lectores para tomar un formato distinto. Como estaremos dedicando las últimas dos lecciones al tema del libro de Apocalipsis, en esta primera oportunidad, veremos ciertas “Verdades Fundamentales a Tomar en Cuenta al Momento de Acercarnos al Libro de Apocalipsis”, y en la próxima clase, daremos la síntesis del libro, en la estructura acostumbrada, para que el estudiante recuerde más fácilmente esos datos. En nuestro próximo y último capítulo 26 veremos, pues, con más detalle cuál es el contenido del libro, qué significa este contenido, y cómo podemos estructurarlo para tener una división apropiada que nos ayude a comprender el mensaje general del libro de Apocalipsis.
En esta ocasión, veremos básicamente dos aspectos: 1) La Naturaleza y propósito del Libro de Apocalipsis; y 2) Cómo es el Contenido del Libro de Apocalipsis.
I-             ¿Qué es el libro de Apocalipsis?
Esencialmente, ¿qué es el libro de Apocalipsis? En otras palabras, ¿De qué trata el libro de Apocalipsis?
Esta pregunta es crucial. Porque la respuesta que demos a esa pregunta determinará la interpretación que daremos al libro.
La manera en que interpretemos este libro estará determinada por lo que pensemos que este libro es.
Si estamos errados en la naturaleza del libro de Apocalipsis, estaremos errados en la manera en que lo manejamos.
Veamos pues, los elementos fundamentales que nos ayudarán a clarificar lo que el libro de Apocalipsis no es y lo que sí es. Esto nos servirá para llegar a conclusiones correctas cuando nos encontremos estudiando algunos de sus pasajes.
Para contestar entonces, nuestra primera pregunta de “¿Qué es el libro de Apocalipsis?” veamos en primer lugar lo que el libro NO es, para luego explicar lo que el libro ES.
A-   Lo que el libro no es.
1-    El libro de Apocalipsis no es un tratado de historia profética escrita de antemano que describe en lenguaje secreto o en códigos escondidos los detalles de la historia futura del mundo secular o de la iglesia.
Muchos cristianos se acercan al libro de Apocalipsis con la preposición, con el prejuicio, con la idea preconcebida, de que este libro es una especie de  “bola de cristal cristiana” para interpretar la historia.
Estas personas piensan que en este libro Juan escribió de antemano la historia venidera… y que el único problema que encontramos es que necesitamos descifrar ciertos “códigos secretos” de esas misteriosas figuras y símbolos.
Ellos dicen “si tan sólo pudiéramos encontrar la manera de descifrar el significado de las bestias, de los caballos, de los dragones, etc., etc., entonces podríamos entender el significado escondido de la profecía, y podríamos saber lo que seguirá sucediendo en la historia futura del mundo y de la iglesia”.
Y hay centenares de libros que tratan de explicar de manera fantasiosa estas figuras y han visto en ellas a Napoleón Bonaparte, Mussolini, Hittler, Mao-Tse-Tung, la Comunidad Europea, etc. Etc.
Pero todos aquellos devotos que leen esos libros yerran en la naturaleza del libro de Apocalipsis. Este libro no es un tratado de historia pre-escrita en códigos escondidos.
2-    El libro de Apocalipsis no es un relato pre-escrito de eventos que serán limitados por unos cortos años antes del final del mundo.
Hay personas que se acercan al libro de Apocalipsis con la idea pre-concebida de que aparte de los primeros 3 capítulos, todo lo que se habla desde el capítulo 4 hasta el final, describe un corto segmento de la historia del mundo 3 ½ años o 7 años antes del regreso del Señor Jesucristo para establecer un reino milenial, y que luego tenemos la descripción de ese reino milenial y luego el fin del mundo.
Esta tampoco es la naturaleza del libro de Apocalipsis. El libro de Apocalipsis no es un relato pre-escrito de los eventos a suceder justo antes del final del mundo.
Bien. Hasta ahora, ustedes han sido muy pacientes viendo las aseveraciones de lo que el libro no es, pero no hemos dado pruebas bíblicas de por qué decimos que esa no es la naturaleza del mismo.
A continuación vamos a enumerar algunas aseveraciones positivas de lo que realmente es la naturaleza de este libro, y para cada una de estas aseveraciones, veremos el apoyo bíblico correspondiente.
B-   Lo que el libro es.  Haga Click para descargar el material completo.
Para descargar el estudio del libro, porque esta entrada solo habla de la introducción. Haga click aquí.


[1] Los mensajes del pastor Albert N. Martin están disponibles en audio (en inglés) en formato MP3 para computadoras en la página de Internet  www.sermonaudio.com
[2] Hendriksen, W. Más que Vencedores. T.E.L.L., Jenison, Michigan, USA, 1991 (tercera edición en español). Traducido de More than Conquerors por William Hendriksen, Baker Book House, 1939.
[3] Verns S. Poythress. The Returning King: A guide to the book of Revelation. P&R Publishing, New Jersey, 2000.